Ir al contenido principal

Ética y cambio

Debido a que el CD utilizó el editorial de la revista del Colegio para atacar al candidato a presidente de la Lista Naranja, Ricardo Naidich, y para hacer campaña política a favor de la lista oficialista, no pude dejar de comentar esta falta de ética en distintos foros. Y la defensa que hice de Ricardo la hubiera hecho y la haré por cualquiera que sea sometido a un ataque con los recursos del Colegio en flagrante violación del Código de Ética. Para los que no lo leyeron esto es lo que dijo el CD en el editorial del número de Sept./Nov. de la revista: “Este Colegio, ejemplo en el orden nacional e internacional, no puede quedar en manos de quienes han antepuesto sus intereses personales a los institucionales, de quienes solo hacen escuchar sus quejas sin propuestas, de quienes no ven en el desarrollo integral el camino que marca el devenir de la profesión, de quienes formulan críticas infundadas solo para atraer la atención del otroProponemos seguir eligiendo el camino del crecimiento, la solidez y el compromiso con la gestión, con la institución y con el matriculado.  El Consejo Directivo.”

Como sólo hay dos listas es obvio a quién se refiere el CD. Asimismo, esto fue confirmado por lo publicado en contra del TP Ricardo Naidich en distintos foros por el CD y algunos de sus candidatos o seguidores.

Y esto sucede desde hace años porque las autoridades manejan el Colegio y sus recursos como si fueran de su propiedad, claro después de 18 años deben pensar que les corresponde por prescripción adquisitiva.

En otro orden de ideas estoy convencido de que no es necesario cambiar la ley para que los miembros del CD y del Tribunal de Conducta den a conocer sus declaraciones juradas, sólo se necesita voluntad para hacerlo. Sin embargo, sería deseable que cualquiera sea el CD que esté a cargo de la administración del Colegio TRANSPARENTE Y PUBLIQUE en el sitio del Colegio los gastos detallados de viajes, congresos, etc. como lo plantee en El Lenguaraz y se replicara en distintos foros de traductores. Hasta el momento ninguno de los candidatos se ha manifestado al respecto. También hubiera sido deseable que hubiera habido un debate entre los candidatos a presidente pero el oficialismo se negó escudándose en que la ley y el reglamento no lo exigen, “olvidándose” de que todo lo que no está prohibido está permitido.

Si leen la ley y el reglamento publicados en el sitio del Colegio podrán comprobar que todo lo que presenta el CD como logros propios son simplemente obligaciones que le imponen la ley y el reglamento. Además, el CD una vez más se creyó propietario (otra vez la falta de ética) al usar imágenes de reuniones, cursos, congresos, etc. y la fachada del Colegio en su spot publicitario ya que esas imágenes le pertenecen al Colegio y no a la lista oficialista.  Hay una imperdonable confusión entre Colegio, CD y lista oficialista. ¡Total, no pasa nada!

La lista oficialista es y representa más de lo mismo y definitivamente no parece ser una opción viable  (continuaríamos con la pérdida de incumbencias, la defensa de “nuevas” incumbencias que no son tales, censura, autoritarismo y desprestigio de quienes no están de acuerdo con el oficialismo, falta de ética, entre muchas otras cosas negativas que tapan el trabajo positivo que pueda haber hecho el CD). 

Es necesario que las autoridades del Colegio cambien y no se queden en sus puestos por más de uno o dos períodos. La actual conducción se ha caracterizado por su conducción personalista,  obediencia debida y por mantenerse durante 18 años en sus distintas composiciones utilizando los recursos del colegio para hacerlo. Lo que dice la presidente es lo que todos los demás repiten. De la lista oficialista conozco a Leticia Martínez y a Lidia Jeansalle porque hace años que están en la administración del Colegio. Del resto, he tenido la oportunidad de conocer recientemente a Carmen Olivetti y Norberto Caputo, la primera intentó de manera autoritaria que no pudiéramos expresarnos en El Lenguaraz, mientras el otro en twitter al mismo tiempo denostaba de manera adolescente al candidato de la lista Naranja. No parece ser la gente más apropiada para estar a cargo de nuestro colegio. No conozco al resto de los integrantes de la lista, pero conociendo a las conductoras es de suponer que seguirán  con la obediencia debida y la actitud de no respetar la opinión del otro  verificada a lo largo de los años, entre otras cosas.

La otra lista tiene como candidato a presidente a Ricardo Naidich, quien fue presidente de nuestro colegio durante 2 años a fines de los noventa. Conozco a casi todos los integrantes de su lista desde hace muchos años porque son traductores públicos que ejercen la profesión como yo y participan activamente en foros de traductores al igual que yo. Sé que son profesionales que vienen a traer un aire nuevo al Colegio y a proteger las verdaderas incumbencias sin descuidar todos los temas que nos interesan a los TP para llevar a cabo nuestra tarea. Sé también que no habrá obediencia debida. Y aunque con Ricardo tengo diferencias importantes no me preocupa su propuesta de una nueva ley en la CABA porque necesitará mucho consenso y tiempo para llevarla a cabo y si no hay consenso no habrá cambio alguno. Prefiero una nueva conducción que nos permita tener esperanza en que nuestra profesión y todos los traductores públicos lograremos finalmente ser tenidos en cuenta y respetados por la sociedad y no continuar con un Colegio que ya se parece a un shopping y no a un consejo profesional que intercede por nuestras incumbencias y su defensa y que para expresarse, hacer propaganda política y captar asistentes a conferencias, congresos, cursos y degustaciones lo hace en un foro de traductores ajeno pero que tiene 5 o 6 veces más asociados que el foro del Colegio.   Quiero un CD que considere y trabaje para TODOS los traductores públicos.

Y si por un momento dejamos de lado a los candidatos a presidente estoy convencido de que el resto de los miembros de la lista Naranja van a trabajar para que tengamos el Colegio que nos merecemos, en cambio los candidatos de la lista oficialista no me dan ninguna confianza ni esperanza y no quiero tener que estar 2 o 4 años más peleando por las incumbencias perdidas, por los grandilocuentes logros que no lo son, los enormes gastos y los juicios inexplicables o por la falta de respeto de las autoridades por las opiniones distintas o tener que felicitarlos porque guardaron dinero para los uniformes de los empleados del Colegio. No quiero una presidencia personalista como las que hemos tenido y tenemos actualmente y deseo que los futuros consejeros tengan siempre presente que el presidente del CD nos representa ante terceros pero en las reuniones del Consejo, tras el debate, todos los votos tienen el mismo peso. 

Creo sinceramente, después de analizar las acciones, actitudes y políticas del CD, y la actitud de algunos de sus candidatos, que hoy estamos ante una situación similar a la que vivimos cuando el CD quiso modificar nuestra ley. No podemos permitir que el Colegio siga fuera de rumbo ... a la deriva.

Alejandro Petersen
Traductor Público (UBA)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Convenio entre la Cancillería Argentina y el Colegio de Escribanos

Publicado por una colega en otro foro de traductoresConvenio entre la Cancillería Argentina y el CFNANoticias / 21 septiembre, 2016 Tratamiento específico de determinados documentos La Cancillería Argentina firmó un convenio con el Consejo Federal del Notariado Argentino (CFNA) con el fin de descentralizar las legalizaciones de validez internacional de documentos públicos, a través de los distintos Colegios de Escribanos de todo el país. Para ello, se establecieron criterios para el tratamiento específico de determinados documentos que detallamos a continuación: Autorizaciones y permisos de salida demenores
Las autorizaciones de viaje de menores no requieren ser apostilladas, ya que es suficiente la legalización del organismo pertinente. Sin embargo, si el permiso además contiene otras mandas y facultades, como por ejemplo la autorización de requerir servicios médicos -aunque sea en carácter de emergencia- o a presentarse ante autoridades públicas del país extranjero, la misma deberá apo…
Mensaje enviado a El Lenguaraz que hasta el momento no ha sido publicado.
Publicado en el Editorial de la Revista N° 131 de Septiembre-Noviembre 2016 del Colegio
“... Participar de las asambleas y emitir el voto es un deber frente a la institución que a lo largo de su existencia TANTO NOS HA DADO Y NOS SIGUE DANDO DE MANERA TOTALMENTE DESINTERESADA, PIDIENDO SOLO QUE CUIDEMOS DE ELLA. Pero este deber se hace extensivo a la RESPONSABILIDAD QUE NOS CABE A LA HORA DE ELEGIR.
Este Colegio, ejemplo, en el orden nacional e internacional, NO PUEDE QUEDAR EN MANOS DE QUIENES HAN ANTEPUESTO SUS INTERESES PERSONALES A LOS INSTITUCIONALES, DE QUIENES SOLO HACEN ESCUCHAR SUS QUEJAS SIN PROPUESTAS, DE QUIENES NO VEN EN EL DESARROLLO INTEGRAL EL CAMINO QUE MARCA EL DEVENIR DE LA PROFESIÓN, DE QUIENES FORMULAN CRÍTICAS INFUNDADAS SOLO PARA ATRAER LA ATENCIÓN DEL OTRO. PROPONEMOS SEGUIR ELIGIENDO EL CAMINO DEL CRECIMIENTO, LA SOLIDEZ Y EL COMPROMISO CON LA GESTIÓN, CON LA INSTITUCIÓN Y CON EL MATRIC…

La incumbencia del traductor público

La Traducción Pública es una función delegada por el estado como herramienta para garantizar la seguridad jurídica y es por eso que existe la Ley 20.305, que crea una matrícula, un colegio, y establece el monopolio de dicha función para los matriculados (la incumbencia exclusiva, nuestro único y gran tesoro).
Solo las profesiones que cumplen alguna función delegada o supervisada por el estado tienen matrícula e incumbencia exclusiva otorgada por ley.
Al estado no le interesa, ni debe interesarle, si los matriculados, ADEMÁS (o en lugar ) de ejercer la profesión de traductor público, se dedican a la docencia, a la traducción literaria, o trabajan como escorts en hoteles internacionales….  En todo caso, cada una de esas actividades se rige por las respectivas normas o mercados. Nadie nos prohíbe ejercerlas, nuestro título o conocimientos nos habilitan para hacerlo, pero no son parte de la incumbenciaexclusiva que nos otorga la Ley y sería descabellado que lo fueran. Tenemos que diferen…